La remonta de caballos sementales ya ha llegado a Coín

68

El Centro Militar de Cría Caballar de Jerez ha traído seis magníficos ejemplares pura raza española, árabe e hispano árabe y un burro andaluz.

El municipio de Coín vuelve a convertirse en el punto de encuentro para los ganaderos y aficionados de la provincia de Málaga, acogiendo, como cada año, la parada militar de los caballos sementales del Centro de Cría Caballar de Jerez.
Las instalaciones que pone a disposición del servicio el Ayuntamiento, se ubican junto a la Ciudad del Cine y cuentan con un amplio recinto, en plena naturaleza, donde se ubican las cuadras, una oficina para la gestión administrativa, una nave para la atención veterinaria y la monta artificial y un recinto exterior para las yeguas.
Este año siguen aumentando el nivel de los ejemplares que traen las Fuerzas Armadas a Coín. Concretamente, han llegado seis caballos: cuatro de pura raza española, uno de pura raza árabe y otro hispano-árabe, además del burro de raza andaluza, que es el único que repite en esta edición. Unos genes de primera en estos animales que son descendientes de caballos que han ganado premios a nivel nacional e internacional y que además presentan diferentes capas para que los ganaderos puedan elegir.
La parada militar llegó hace una semana y estará en la localidad hasta el 22 de mayo. Durante este tiempo los propietarios de yeguas podrán traer hasta estas instalaciones a sus animales para que sean inseminados y así mantener la raza y que las crías conserven la morfología y funcionalidad de estos bellos equinos. Será un veterinario el encargado de comprobar el estado de las yeguas y hará un seguimiento a todo el proceso para conseguir que se quede embarazada. También se puede adquirir las dosis, que también son enviadas por transporte urgente a distintos puntos de nuestro territorio en lugar de desplazar a la yegua hasta Coín.
El subteniente Alonso Palacios, responsable de la Parada, ha explicado que este año “la calidad de los caballos es aún mayor” y en tan sólo una semana ya han realizado más de 40 inseminaciones, por lo que se espera superar la cifra de la temporada anterior, que fue de unas 200.
Por su parte, el alcalde de Coín, Francisco Santos, que visitó las instalaciones junto con el edil de Ganadería, Antonio González, ha manifestado que este esfuerzo que realiza el Ayuntamiento para que se pueda seguir desarrollando el servicio, “tiene su motivación en la importancia que tiene el sector ganadero en el municipio, la comarca y la provincia, al que hay que seguir apoyando”. También son muchos los aficionados que pueden de esta forma tener un caballo de pura raza de manera no muy costosa.
Los precios de las inseminaciones oscilan entre los 58 euros del asno a los 115 euros que cuestan los caballos. Unas cantidades asequibles según el Consistorio y que incluyen los servicios veterinarios.